Yokai’s Collection

Durante este mes (y muy probablemente los que vienen…) comencé un “challenge” en instagram contando mitos y leyendas sobre criaturas del folclore japonés.

Mi amiga Sara Vidigal es ilustradora y tiene una tienda de ropa (3eyesclothing). Cuando pensé en este reto, tenía la intención de representar a cada criatura de forma “tradicional”, es decir con sus respectivos atrezzos, kimonos, etc… pero estamos en tiempos de pandemia. Cada gasto por mínimo que sea cuesta y tampoco tengo el tiempo suficiente como para ponerme hacer muchas cosas… así que pensé en la línea de ropa que lleva Sara. Sus ilustraciones pegan mucho con los personajes y de paso la ayudaba a darse más a conocer(más de lo que es…). Así que pensé: “¡¿Por qué no!?”

Y aquí me tenéis, presentando y contando historias de yokais (yureis, bakemonos…) con un aspecto más moderno, alternativo… actual, pero sin perder su esencia. Lo cierto es que muchas de sus historias me resultan muy inquietantes y no mentiría si dijese que cierto temor y escalofríos me da pensar en encontrarme con alguno 🤣. Pero a la vez me parecen fascinantes…

Poco a poco los iré actualizando por aquí, dado que puedo ampliar más lo que escribo (más que en instagram)

No sé si quiera si alguien leerá este blog. Quisiera pensar que si y poder compartir un poco de cultura, aficiones y cosas varias, porque quiero utilizar un poco este blog para abrir mi mente de todas las cosas frikis o no que se me ocurren por la cabeza.

Un saludito a todos

Amabie (アマビエ)

Amabie es un yokai que se ha vuelto bastante popular ahora durante la pandemia que estamos viviendo.

“Mi nombre es Amabie, desde este año y durante un total de seis, todas las regiones próximas a la costa tendrán buena cosecha. Sin embargo, cuando comiencen a extenderse las enfermedades, apresuraros en mostrar a la gente un retrato mío”
Esta fue la profecía que lanzó Amabie antes de volver de nuevo al agua y desaparecer…

Cuentan las leyendas que una amabie apareció en la provincia de Higo (Kumamoto) según la leyenda, a mediados del cuarto mes, en el año Koka – 3 (mediados de mayo de 1846) en el periodo Edo. Un objeto brillante había sido visto en el mar, casi todas las noches. El funcionario de la ciudad fue a la costa a investigar y fue testigo de la “amabie”. Según el boceto realizado por este funcionario, tenía el pelo largo, una boca como el pico de un pájaro, estaba cubierto de escamas desde el cuello hacia abajo y con tres patas. Al dirigirse al funcionario, se identificó como una “amabie” y le dijo que vivía en mar abierto. Llegó a emitir una profecía: “La buena cosecha continuará durante seis años a partir del año en curso; se aparece una enfermedad, haz un dibujo mio y muestra mi dibujo a los enfermos y ellos se sanarán.” Luego, regresó al mar. La historia fue impresa en el Kawaraban, 瓦版, donde se estampó su figura, y de esta forma la historia se diseminó por Japón.

Amabie es una yokai (termino japonés que usan para denominar a un espíritu, espectro o demonio, no tiene porque ser particularmente maligno) aunque tiene características y poderes considerados más bien divinos, como el hecho de predecir el futuro. Podría considerarse incluso un espíritu bueno.
La describen generalmente como una sirena, con tres colas y de cabello largo, con pico de ave, a mi me recuerda a un pingüino pero con tres colas 🤣
Aparece de repente de las aguas, dice su profecía y desaparece…